martes, 22 de agosto de 2017

EL CASO DEL MURCIÉLAGO BICÉFALO

En 2001, la Universidad Estatal del Norte Fluminense, en Brasil, recibió los cuerpos de dos murciélagos gemelos unidos por el tronco de manos de una persona que los halló en la selva, junto a un árbol de mango. Los resultados de los estudios a los que fueron sometidos por biólogos brasileños fueron publicados en la revista especializada Anatomia, Histologia, Embryologia. Según el análisis con rayos X, los murciélagos siameses tenían dos corazones, dos extremidades delanteras y dos patas anteriores, así como un pene, además, sus columnas vertebrales convergían. Asimismo, el equipo científico, encabezado por el biólogo Marcelo Nogueira, llegó a la conclusión de que los animales nacieron muertos o murieron al poco de nacer, dado que conservaban aún la placenta. De acuerdo con los biólogos brasileños, aparte de en humanos, es muy raro encontrar casos de gemelos siameses en el mundo animal. Esta es la tercera vez en la historia que aparece un murciélago con esta mutación.El encargado del estudio cree que el reciente hallazgo abre la puerta a más estudios de los murciélagos del género artibeus, que habitan en América Central y del Sur, así como en algunas zonas del Caribe.




No hay comentarios:

Publicar un comentario